in ,

Los 10 suicidios más famosos de la historia

A algunos la fama les ha costado la vida

La idea del presente artículo en ningún momento es burlarse o hacer broma sobre la desgracia de otros, o hacer chiste de los motivos que llevaron a estas personas a tomar la decisión de acabar con el regalo más grande que pudimos recibir como es la vida, con el mayor respeto posible conocer los motivos que los llevaron a ello y que asombraron, conmovieron o paralizaron al mundo, presentamos a continuación Los 10 suicidios más famosos de la historia.

#10 Evelyn Mchale, (1947)

© pinterest

No fue una estrella de cine, o una famosa cantante, una joven de 23 años que decidió comprar un boleto el 1ero de Mayo de 1947 poco antes de las 10:30 am para subir al famoso edificio Empire State, desde el piso 83 se lanzó al vacío cayendo sobre una limusina perteneciente a la Organización de las Naciones Unidas sin personas adentro, las investigaciones no lograron determinar el motivo, inclusive en las fotografías muestran un rostro bastante sereno y la mano izquierda sosteniendo su collar, fue denominado por la opinión pública “El suicidio más hermoso”.

#9 Vincent Van Gogh, (1890)

Famoso pintor nacido en Holanda en el año 1853, sufría de severos ataques de ansiedad y pánico, durante una discusión a los 37 años de edad se disparó en el estómago en medio del campo, aunque hay teorías que indican que fue asesinado aún no han sido comprobadas del todo, y juzgando por su condición mental y el episodio conocido por todos cuando cortó su oreja aparentemente si acabó con su vida.

#8 Nerón, (68 d.C)

Era el 9 de junio del año 68 cuando el emperador Nerón, producto de sus derroches, extravagancias y violencia fue condenado a muerte por el senado, viendo esto, Nerón no podía soportar la vergüenza, se encontraba escondido en una villa y tomó la decisión de acabar con su vida, pero no tenía el valor para hacerlo por si mismo, por lo que le solicitó a su sirviente que clavara una daga en su garganta, en el último momento antes de recibir lo solicitado, Nerón gritó: “Júpiter, que gran artista muere conmigo”.

#7 Ernest Hemingway, (1961).

Famoso escritor, el fué ganador de los premios Pulitzer y Nobel de Literatura, tenía 62 años cuando una mañana del 2 de julio de 1961 puso una escopeta en su boca y disparó, al parecer el no pudo sobreponerse a problemas económicos que agravaron su tendencia suicida producto de severos ataques de ansiedad, al parecer venía de familia ya que su padre y hermanos también fallecieron producto del suicidio y también su nieta tiempo después, su esposa ya lo había detenido en varias oportunidades pero esta vez llegó tarde.

#6 Cleopatra, (30 a.C)

Gobernó Egipto tras la muerte de Alejandro Magno, se dice que ella fue amante de Julio Cesar y de Marco Antonio, tras sufrir una derrota frente a las fuerzas de Octavio de Alejandría, ella no permitiría que la exhibieran como trofeo, así que tomó la decisión de quitarse la vida antes de pasar por esa vergüenza, hay varias hipótesis con respecto a su muerte el 12 de agosto del año 30 antes de Cristo.

En primer lugar se dice que colocó una Áspid (serpiente venenosa) en su pecho y murió producto de su veneno, pero el tiempo en que ella tardó mientras le dio la nota de suicidio a uno de los guardias para que la entregara a Octavio momentos antes de realizar el acto, dicho guardia la entregó y Octavio, este la leyó e inmediatamente volvió a los aposentos de Cleopatra, no era suficiente para morir, hubiera dado tiempo de salvarla dicen los expertos.

En segundo lugar, y es la hipótesis que más aceptación está teniendo en los últimos tiempos, es que ella luego de dar la nota de suicidio para ser entregada a Octavio, tomo un toxico veneno a base de Cicuta, Acónito y Opio, el cual le dio la muerte de manera casi instantánea, no dando tiempo a salvarla.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

perder peso

¡Increíble! Lo que pudo lograr esta pareja con dieta sana, mira cómo se ven ahora

Mira como los videojuegos pueden afectar tu cerebro